Sólo existen dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Y de la primera no estoy completamente seguro.
A Einstein

Esto… ¿se acaba? Se ve que sí. Al menos “tal y como lo hemos conocido”, según tituló algún periódico. Y no por los desastres ecológicos (que también, y probablemente, más en serio, diga lo que diga Aznar), sino por los económicos. Empiezo a plantearme dejar de leer la prensa -es decir, dejar de pillar el ADN a la entrada del metro cada mañana- porque ya me está dando hasta a mí el rollo apocaliptico. Ayer se me ocurrió ver el telediario y terminé preguntando por casa si alguien tenía antidepresivos o en su defecto, algún objeto afilado. Claro que el que vi era el de Piqueras, en Telecinco, y cuando las noticias te las cuenta Chucky no es que parezca que se acaba el mundo es que parece que YA se ha acabado y tú vas con retraso.

Las noticias funcionan como una moda. Nadie te está informando de verdad, sólo te están metiendo con calzador historias que encajan con el Tema Estrella del momento: ahora mismo, los “Efectos” de la crisis y los Niños Locos. Hubo un mini-“descanso” cuando todos los medios se volcaron con las elecciones a Presidente del Mundo (la que se le viene encima al Obama… Y habrá quien piense que lo dificil ya lo ha hecho) pero ahora volvemos a las andadas: la cartilla de racionamiento está a la vuelta de la esquina y todos los adolescentes de este país van a asesinarnos mientras dormimos. O mientras estamos despiertos, que se ve que son todos unos desaprensivos. Es curioso, pero desde que tengo memoria, no pasa un año – y tengo 31- sin que en la tele se hagan al menos cuatro o cinco debates sobre si la juventud se está volviendo cada vez más violenta. En fin, entre un tema y otro, puede que te pongan unos segundos de noticias más o menos de verdad y después, ya toca el fútbol. Pase lo que pase, aunque nos acechen críos asesinos y el hambre llame a nuestra puerta, siempre nos quedará el fútbol.

No estoy negando la gravedad de la crisis, ni las barbaridades que hacen algunos crios, ni la relevancia de determinadas noticias de sucesos. Pero me pisa las tripas que no haya forma de enterarte de qué está pasando con un mínimo de seriedad, un poquito de rigor o de sentido común, que con eso último yo ya me conformaba. Flipé cuando a las teles les dio por hacer reportajes sobre el ¿aumento? de la prostitución ¿a causa? de la crisis. Estoy tan mediatizada que empecé a temerme que en cualquier momento surgiera la Teoría de la Burbuja Prostibularia: si cada vez hay más putas y los clientes – como todo el mundo- cada vez están más pelaos, en cualquier momento el mercado de la carne se va al garete. Cualquier día, hacen un reportaje a fondo sobre lo desiertas que se están quedando ciertas calles a causa de la crisis. Será tan grave que no ya no se podrán ni hacer ni “Callejeros” (ya sabéis, ese programa que va de a) gente que se droga; b) gente que se prostituye; c) gente que quiere que le den un piso o d) todas a la vez). Y si no al tiempo. Yo me apuesto las puntas del pelo a que cualquier dia amanecemos con la noticia.

Esto ya es rollo buitre: interesa más buscar carroña y comentar lo mal que sabe que preguntarse de qué murió el bicho o de dónde vendrá la próxima comida.

Pese a quien pese – y es que parece que le pesa a más de uno- el mundo no se acaba. Al menos hoy no, y desde luego, no por estas cosas. Y sobreviviríamos mejor si dejaran de intentar convencernos de que no vamos a sobrevivir.

10 estupefact@s en “Se acaba el mundo… o algo así”

  1. Cuanto tiempo Clarita!

    I strongly agree with your post. Pero mi pregunta es, ¿por que sigues leyendo periodicos o viendo telediarios? ¿Te aportan algo que compense todo esto?

    La importancia de estar informado para mi es un mito, y como antidoto al aburrimiento hay mejores medicinas.

    Yo hace tiempo que solo leo el diario digital Soitu, que no cae en esos discursos delirantes (vamos a morir por la crisis, los niños de hoy en dia son perfidos, tu jefe checkea tu facebook, el mp3 causa sordera)

    Uff que agonia…

    Portrait

  2. Noooooooooo, que sólo leo el ADN y porque si no lo hago, me duermo en el metro,me paso de parada y llego tarde al curro (un drama todo).
    Es verdad que es más sano andar ¿desinformado?

    Clarita

  3. Gracias, gracias, gracias, comenzaba a pensar que, aparte el “husband”, era la única que pensaba exactamente eso mismo que cuentas en tu blog. ¡Qué alivio! No comento nada de nada porque suscribo, palabrita por palabrita, las tuyas :)

    Besos

    Nanny Ogg

  4. luego la gente me pregunta que por que no veo la tele… pero leyendote me doy cuenta de que no me pierdo nada.

    Mk

  5. ¿Y para cuándo ese libro?
    ¡Cuánto talento desaprovechao!
    ¡Ah! ¡Y ni se te ocurra venir a mi casa!
    ¿perpleja?
    yo ¿quien era?
    ¡Besos!

    ¿atónita?

  6. Queda claro que tenemos que montar una ONG llamada “Que me dejéis en paz con la puta crisis” o algo así…
    Atónita, tú eras Atónita. Yo me pedí perpleja. ;P

    Clarita

  7. Suscribo lo dicho por todos. Amén de que es bien sabido que la menda no ve los telediarios (pasando), opino que menos trailers y más candela. Si vamos a irnos al infierno (cosa que al parecer está clara), ¡ya estamos tardando! Yo más bien empiezo a pensar que el mundo se acabó hace mucho y de unos siglos para acá no se trata más que de rematarlo.

    Kris

  8. PD: Se me pasó decirte que te pongo un enlace en mi resucitado blog (¡Olqv, levántate y anda!, bueno, en mi caso más bien quedarse sentado mirando que es más descansado). Lo aviso por si te has vuelto antisocial en respuesta al ambiente o por si quieres que lo quite para que no te relacionen conmigo.

    Kris

  9. Encantada de que vuelva usted a la blogosfera, Kris! Voy a investigar su blog rápidamente.
    Por otro lado, sí que es verdad que puede que el mundo ya se haya acabado y que sólo estemos remoloneando. Fíjate que hasta me gusta la idea…

    Clarita

  10. Ostias si se acaba callejeros, se acabo mi racion semanal de sentirme mejor persona que alguien! leches que es mi tratamiento psicologico social!

    denke

Deja un comentario (que venir pa ná es tonteria)