Sólo existen dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Y de la primera no estoy completamente seguro.
A Einstein

Cinco pensamientos positivos para comportarse como una Persona en este tipo de situaciones.

1. No te estamos puteando a ti expresamente entre millones de personas. Si doscientas personas se pusieron en la cola antes que tú, no es culpa nuestra. Y ya puestos, tampoco lo es de esas doscientas personas. Ellas vinieron antes.

2. No te estamos puteando a ti expresamente entre millones de personas. Si sesenta personas están llamando al mismo tiempo a un mismo número de teléfono, nos va a llevar rato atenderte.

3. No te estamos puteando a ti expresamente entre millones de personas. El Camp Nou también tiene un aforo limitado. Hay un momento en que las entradas se acaban. No nos las hemos quedado ni las tenemos guardadas para nuestros “compromisos” (¿qué empresa tiene compromisos como para llenar el Camp Nou?). Simplemente, las mates funcionan. Si setenta mil personas compran entradas el mismo día, las entradas se acaban. Aritmética pura.

4. No te estamos puteando a ti expresamente entre millones de personas. Si has dejado colgado el curro para venir a comprar las entradas, si vienes desde la quinta forca, si tu matrimonio depende de conseguir las entradas… Lo siento, pero no puedo hacer absolutamente nada más de lo que hago, que es dártelas cuando te toque el turno y cobrarlas. Si nosotros te dijéramos: llevo aquí casi doce horas, me duelen hasta las pestañas, tengo a mi novio en casa convencido de que estoy cometiendo adulterio con el Boss, hace días que le grito a todo el mundo de los estresada que estoy y me ataca la úlcera pensando en mi bandeja de trabajo pendiente, aunque también puede que sea porque hace días que no como nada caliente… Contestarías “no me cuentes tu vida” ¿verdad? Cada uno elige en lo que se mete. Yo me metí a currar aquí y tú te metiste en la cola. A cada uno, lo suyo.

5. No te estamos puteando a ti expresamente entre millones de personas. Nos organizamos tan bien como podemos con los elementos a nuestro alcance. No hemos diseñado las cosas con la mala baba de que te quedes sin las entradas que querías o sin entradas simplemente. Sacar entradas de la nada está fuera de nuestras habilidades. El día que las venda Harry Potter, pides que haga más grande el Camp Nou a golpe de varita.

En resumen: si mil millones de chinos dan una patada al suelo a la vez, se lía ¿verdad? Pues siento comunicar que cada uno de nosotros no somos el único, el primero y el más importante de los seres humanos. Que lo que se te ha ocurrido a tí, se le ha ocurrido también a muchísima gente. Y que, la verdad, perder los papeles por estas cosas hace que una termine pensando que, en la próxima vida, sería mejor reencarnarse en pelusa de polvo, en plancton, en ácaro o en lombriz intestinal. Porque los seres humanos a veces hacen pasar mucha vergüenza ajena.

PS: que conste que la mayoría de la gente se comportó muy bien… pero ha habido suficientes casos de auténtica ida de olla, mala educación y ataque de hiper egoísmo (es que A MÍ me tienes que solucionar esto) que el tema se ha merecido este post.

6 estupefact@s en “Manual del Buen Cliente: Los fans (y los de la reventa)”

  1. Estoy considerando reencarnar en pompa de jabón.

    Pero, leyendo tu reflexión final vuelvo a pensar: y sí, puedo seguir insistiendo en ser humano porque “haberlos, hailos”

    (Me hace mucha gracia leerte)

    Mari

  2. Lástima que los gilip… sean tan gilip… que con uno que aparezca te arruinan el día.

    Besos

    Nanny-Ogg

  3. Esto va a ser por las entradas del Springsteen… me guardaste las 200 que te pedí? Ji.
    Petons

    Yo de nuevo

  4. Ves, yo como buen jevirulo siempre encuentro entradas para mis conciertos sin hacer cola ni importunar a las cajeras. NO hay nada como tener aficiones andergroun’

    Milgrom

  5. Esto le pasa a la gente por tener gustos gregarios.

    Si en lugar de ser Fans de Springsteen lo fueran de su vecina tocando la pandereta, no harían cola, no se pondrían de mal rollo y no generarían esa onda de animosidad que acaba por contagiarse a todo el mundo.

    Nuria

  6. bueeeeeeeeno, debo admitir que la gran mayoria de los fans de Bruce se portaron muy bien, fueron muy majos y eso. De verdad. Pero atacaós, haberlos, haylos.
    Llevé peor a los fans de RBD… lo que pasa es que estos tuvieron el detalle de no venir todos a la vez.

    Clarita

Deja un comentario (que venir pa ná es tonteria)