Sólo existen dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Y de la primera no estoy completamente seguro.
A Einstein

(Publicado el 19/04/2007 en Clarita_anda)

Hoy he recibido OTRO correo de éstos.

Date: Mon, 16 Apr 2007 11:54:17 +0200

Hola, nosotros somos Andy y John, los directores de Messenger. Antes que nada, pedimos perdón por la interrupción pero Messenger se cerrara. Esto sucederá porque muchas personas desconsideradas tienen varias cuentas diferentes. En este momento, solo tenemos QUINIENTOS SETENTA Y OCHO (578) nombres libres y es por esto que el uso de Messenger y Hotmail tendrá un costo desde el verano de 2007. Si mandas este mensaje, como mínimo, a dieciocho personas diferentes de tu lista, tu icono ser volverá azul, lo que significa que será gratis para ti. Si no me crees ve a (www.msn.com) y velo por ti mismo. Si quieres que cerremos tu cuenta no mandes este mensaje, pero si quieres consevarla entonces manda este mensaje a tus contactos. Esto no es una broma mándalo… No reenvíes este mensaje cópialo y pégalo en uno nuevo, para que las personas puedan leerlo. Muchas gracias.

Estimados Andy y John:
En relación a su carta de advertencia sobre el cierre de “messenger” el próximo verano, comentarles que el comunicado me ha resultado un tanto confuso. No me ha quedado claro si el problema es que se cierra o que dejará de ser un servicio gratuito. Tampoco comprendo los motivos: ¿cómo pueden quedar sólo 578 “nombres” libres? Por cierto, pensaba que en el caso de los correos electrónicos y la mensajería instantánea, los “nombres” se denominaban “dirección de correo”, “nick”, “loggin” o similar. En todo caso, les aconsejaría que avisaran a la facultad de matemáticas más próxima para comunicarles que acaban de machacar la combinatoria. No soy muy buena en números pero, suponiendo que una dirección de correo (o “nombre”) pueda tener un mínimo de, pongamos 4 caracteres y un máximo de digamos 20 y que pueden combinarse cifras y letras aleatoriamente, ya que no es necesario que el “nombre” tenga sentido, creo que el número de posibles “nombres” libres ha de ser incalculable, ya que nunca sabe uno que cosas raras se le pueden pasar por la cabeza a las personas a la hora de inventarse un “nombre” para una dirección de correo. Por supuesto, puedo equivocarme ya que en el instituto faltaba mucho a clase y siempre suspendía matemáticas. Además supongo que una empresa seria como “messenger” debe tener formas de calcular estas cosas.

En todo caso, les comunico que no pienso enviarles a ninguno de mis contactos el mensaje. No sé si conocen la ¿infundada? leyenda urbana según la cual, este tipo de correos en cadena sólo sirven para que la dirección de correo electrónico de los usuarios acabe en manos de timadores, empresas que buscan publicitarse y emisores de spam sin escrúpulos. Lamento ser mal pensada, pero aprecio a mis conocidos lo bastante como para evitarles semejante riesgo (no puedo decir lo mismo de ellos, ya que me han enviado este mail otra vez). Por si acaso y para que vean que no soy tan imprudente, les comunicaré a todos los miembros de mi lista de contactos la noticia de viva voz en cuanto les vea. Es un método seguro, eficaz, personalizado y, además, gratuito.

A pesar de mi desconfianza congénita – discúlpenme, es que el correo que tengo con su empresa “messenger” está tan saturado por el spam que ya veo conspiraciones en todas partes- no estará de más darles un voto de confianza. De modo que les comunico que, si van ustedes a cerrar su empresa “messenger” o a cobrar por sus servicios, pueden darme de baja cuando gusten. Dispongo de otras cuentas de correo gratuitas, de modo que creo que podré arreglármelas sin ustedes. Pueden hacer desaparecer mi cuenta sin remordimiento alguno: el 99% de los mensajes que he recibido eran presentaciones chorras en power point que había que enviar a 10 personas si deseaba que se me cumpliera un deseo o correo basura, lisa y llanamente (ni siquiera se tomaron la molestia de hacer un power point ni una triste hoja de excel).

Ahora que hemos aclarado mi postura respecto a la posibilidad de que mi cuenta con ustedes sea cancelada, espero no volver a recibir ningún otro mensaje de este tipo. Hace años que los encuentro en mi bandeja de entrada y ya me estoy cansando. Me habría puesto en contacto directamente con ustedes. pero, por desgracia, no incluyen ninguna dirección o teléfono de atención al usuario al que dirigirme lo cual no deja de extrañarme, ya que tengo entendido que la normativa de defensa del consumidor les obliga a ello.

Finalmente, y a modo de recomendación amistosa, les sugiero que utilicen mejor el corrector de textos, asistan a algún cursillo para la redacción de textos formales o cambien de secretaria. Sin entrar en los errores de sintaxis y faltas de ortografía, me limitaré a señarles que ningún comunicado serio se firma exclusivamente con el nombre de pila. No se lo tomen a mal, pero no es serio y más si se llaman “Andy y John”. Sin ánimo de ofender pero parece el nombre de un dúo de cantantes nenazas de los años 70.

Att.
Clarita

¿Queréis hacer el puto favor de no enviarme correos de estos nunca más? ¡mira que os lo he dicho veces!

Deja un comentario (que venir pa ná es tonteria)